Ser un ecoturista

Ser un ecoturista

El concepto del ecoturismo parece relativamente nuevo. En una época donde la propaganda relativa a la destrucción del planeta es cada vez más fuerte, la idea del turismo ecológico parece una novedad. Una novedad tan fabulosa como las tantas estrategias recientes en pro de la salud del planeta.

Pero realmente el concepto del ecoturismo empezó a tener fuerza desde el año de 1980. Veintidós años más tarde, se celebraba en Quebec, la cumbre que declaro al 2002 como el Año Internacional del Ecoturismo. Y es que la era del ecoturismo a largo o corto plazo ha tenido buen éxito.

Hoy en día, lo que más está determinado el éxito del ecoturismo son los mismos hoteles bio, o bien, hoteles ecológicos. ¿Por qué? Porque representan un tipo de institución, un hogar donde tiene mayor peso la filosofía de responsabilizarse con el planeta y aportar en la causa de salvarlo de un triste final.

Pero más allá de todo lo que pueda alcanzar un hotel ecológico, el compromiso siempre recae sobre el turista. ¿Quieres saber si cumples con todos los requisitos de ser un ecoturista? Compruébalo a través de este artículo.

Todo comienza por ti

Los hoteles bio empezaron a posicionarse gracias a una excelente difusión respecto a los valores ecológicos y el esfuerzo por conquistar el corazón de los clientes. Un esfuerzo enfocado en convencer al cliente de que el servicio de los hoteles ecológicos, reducen el impacto de la contaminación medioambiental.

Pero realmente lo que define la esencia del hotel ecológico es el mismo cliente. Si el cliente no existiera y no compartiera la filosofía de los hoteles ecológicos, entonces esta iniciativa no habría logrado posicionarse en un mercado tan competitivo como lo es la hostelería y turismo.

Hoy en día, la mayoría de las personas le apuestan a la comodidad de los hoteles lujosos, capaz de ofrecer la máxima comodidad y placer al cliente. Pero muchas veces, estas satisfacciones pasan una enorme factura a la salud del planeta. Por eso, ser un ecoturista empieza con tu filosofía de querer aportar a la salud del planeta.

Sincronizarse con la filosofía de cada hotel ecológico

Ahora bien, que un hotel sea ecológico, no implica que no pueda ofrecerte las comodidades de cualquier otro hotel tradicional de 5 estrellas. El asunto de fondo es que tú mismo quieras aportar en mayor o menor escala con tu estadía en dicho lugar. Tú mismo tienes que ofrecer tu granito de arena.

¿Y cómo se logra esto? Apagando las luces, siendo consciente del tiempo que gastas bajo la ducha y reconociendo por ti mismo hasta qué punto vale la pena lavar las toallas de baño o seguir reutilizando el pequeño jabón de baño, hasta que no quede rastro alguno para ser reutilizable.

También puedes aportar tomándote el tiempo de leer todos los consejos e indicaciones que observas en el hotel para ser un ecoturismo. Ya que cada hotel, es una sede, una institución que te ayuda a reforzar que tu experiencia de viaje puede fortalecer al planeta.

Fomentar esta filosofía

Otra de las maneras de ser ecoturista, es precisamente fomentando esta filosofía de vida. Hoy en día, existen muchas opciones para propagar el mensaje del ecoturismo. Las redes sociales son un ejemplo de ello. Pero existe una alternativa para fomentar esa alternativa muy poderosa: el ejemplo.

El ecoturista actual sabe la importancia de lo que es el reciclaje y el colocar la basura en su lugar. Si por ejemplo, vas a la playa, nada más inteligente que tomarte unos minutos para limpiar las basuras que ves en tu lugar. Quizá nadie lo note, pero es un esfuerzo que hiciste por ti y por el planeta.

Si a largo plazo, todos los ecoturistas se comprometieran a realizar esta labor en cada uno de sus viajes, ten por seguro que el impacto social sería muy fuerte y no tardaría en viralizarse en las redes, para gestar así una cultura que se comprometa con el planeta.

Por eso, ser ecoturista es algo que reflejas con tu estilo de vida, con tu compromiso porque tus viajes no incrementen el nivel de contaminación en el mundo y por la manera en que mantienes viva la filosofía de aportar al medioambiente.